O     Libro 2.5: Jehová es nuestro Libertador y Justo Juez

C     Parte 1: Jehová es nuestro Libertador

O     Capítulo 1.1: Dios libera el manso (Salmo 76)

§U     Introducción

¶U Dios es conocido en Judá; en Israel es grande su Nombre.

¶C Y en Salem está su Tabernáculo, y su habitación en Sión.

¶C Allí quebró las saetas del arco, el escudo, y la espada, y las armas de guerra. Selah.

§C     Cuerpo

¶U Ilustre eres tú; Majestuoso, más que los montes de caza. Los fuertes de corazón fueron despojados, durmieron su sueño; y ninguno de los varones fuertes pudo usar sus manos.

¶C A tu reprensión, oh Dios de Jacob, el carro y el caballo fueron entorpecidos. Tú, temible eres tú; ¿y quién permanecerá de pie delante de ti, al desatarse tu ira? Desde los Cielo hiciste oír Juicio; la tierra tuvo temor y quedó suspensa, cuando te levantaste, oh Dios, al Juicio, para salvar a todos los mansos de la tierra. Selah.

¶C Ciertamente la ira del hombre te alabará; tú reprimirás el resto de las iras.

§C     Conclusión

¶C Prometed, y pagad a Jehová vuestro Dios.

¶C todos los que están alrededor de él, traigan presentes al Temible.

¶O Él cortará el espíritu de los príncipes; terrible es a los reyes de la tierra.

O     Capítulo 1.2: Jehová entrega su ungido (Salmo 20)

§U     Introducción

¶U Jehová te oiga en el día de la angustia; el Nombre del Dios de Jacob te defienda. Te envíe ayuda desde el santuario, y desde Sión te sostenga. Haga memoria de todas tus ofrendas, y acepte tu holocausto. Selah. Te dé conforme al deseo de tu corazón, y cumpla todo tu consejo.

¶C Nosotros nos alegraremos en tu salvación, y alzaremos pendón en el Nombre de nuestro Dios.

¶C conceda Jehová todas tus peticiones.

§C     Cuerpo

¶C Ahora entiendo que Jehová guarda a su ungido;

¶C lo oirá desde su santo Cielo, con la fuerza salvadora de su diestra.

¶U Éstos confían en carros, y aquéllos en caballos; mas nosotros del Nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria.

§C     Conclusión

¶C Ellos se doblegaron y cayeron;

C pero nosotros nos levantamos, y estamos en pie.

¶U Salva, Jehová; que el Rey nos oiga el día que lo invoquemos.

C     Capítulo 1.3: Dios serán pisada a nuestros enemigos (Salmo 60)

§U     Introducción

¶U Oh Dios, tú nos has desechado, nos disipaste; te has airado; ¡Oh vuélvete a nosotros!

¶C Hiciste temblar la tierra, la abriste.

¶C Sana sus roturas: porque que sacude.

§C     Cuerpo

¶U Has hecho ver a tu pueblo duras cosas; nos hiciste beber el vino de aturdimiento.

¶C Has dado bandera a los que te temen, que desplieguen por causa de la Verdad. Selah.

¶C Para que se libren tus amados, salva con tu diestra, y óyeme.

¶O Dios ha hablado en su santuario, “Yo me alegraré; repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot. Mío es Galaad, y mío es Manasés; y Efraín es la fortaleza de mi cabeza; Judá, mi legislador.

¶O Moab, es la vasija en que me lavo; Sobre Edom echaré mi zapato; haz júbilo a causa de mí, oh Filistea.”

§C     Conclusión

¶C ¿Quién me llevará a la ciudad fortificada? ¿Quién me llevará hasta Edom?

¶C Ciertamente, tú, oh Dios, que nos habías desechado; y no salías, oh Dios, con nuestros ejércitos.

¶U Danos socorro contra el enemigo: porque vana es la ayuda del hombre. En Dios haremos proezas; y él hollará a nuestros enemigos.

C     Capítulo 1.4: Dios serán pisada a nuestros enemigos (Salmo 108)

§U     Introducción

¶U Mi corazón está dispuesto, oh Dios; cantaré y entonaré salmos, todavía en mi gloria.

¶C Despiértate, salterio y arpa;

¶C despertaré al alba.

§C     Cuerpo

¶U Te alabaré, oh Jehová, entre los pueblos; a ti cantaré salmos entre las naciones: porque grande más que los cielos es tu misericordia, y hasta los cielos tu verdad.

¶C Exaltado seas oh Dios, sobre los cielos; y sobre toda la tierra sea tu gloria.

¶C Para que sean librados tus amados, salva con tu diestra y respóndeme.

¶O Dios dijo en su santuario, “Me alegraré, repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot. Mío es Galaad, mío es Manasés; y Efraín es la fortaleza de mi cabeza; Judá es mi legislador;

¶O Moab, la vasija en que me lavo; sobre Edom echaré mi zapato; me regocijaré sobre Filistea.”

§C     Conclusión

¶C ¿Quién me guiará a la ciudad fortificada? ¿Quién me guiará hasta Edom?

¶C ¿No eres tú, oh Dios, el que nos habías desechado; y no salías, oh Dios, con nuestros ejércitos?

¶U Danos socorro en la angustia: porque vana es la ayuda del hombre. En Dios haremos proezas; y él hollará a nuestros enemigos.

U     Capítulo 1.5: Liberación pertenece a Jehová (Salmo 3)

§U     Introducción

¶U ¡Oh Jehová, cuánto se han multiplicado mis enemigos!

¶C Muchos se levantan contra mí.

¶C Muchos dicen de mi alma, “No hay para él salvación en Dios.” Selah.

§C     Cuerpo

O Pero tú, oh Jehová, eres escudo alrededor de mí, mi gloria, y el que levanta mi cabeza.

¶O Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió desde su monte santo. Selah.

¶C Yo me acosté y dormí,

¶C y desperté: porque Jehová me sostuvo.

¶U No temeré de diez millares de pueblos, que pusieren sitio contra mí.

§C     Conclusión

¶C Levántate, oh Jehová; sálvame, oh Dios mío: porque tú heriste a todos mis enemigos en la quijada;

¶C los dientes de los malos quebrantaste.

¶U De Jehová es la salvación; sobre tu pueblo será tu bendición. Selah.

C     Parte 2: Jehová es nuestro Justo Juez

O     Capítulo 2.1: Dios es el Juez (Salmo 75)

§U     Introducción

¶U Te damos gracias, oh Dios, gracias te damos: porque cercano está tu Nombre, tus maravillas declaramos.

¶C “Cuando reciba la congregación, yo juzgaré rectamente.

¶C Arruinada está la tierra y sus moradores; yo sostengo sus columnas. Selah.”

§C     Cuerpo

¶U Dije a los insensatos, “No os infatuéis”; y a los impíos: “No levantéis el cuerno; no levantéis en alto vuestro cuerno; no habléis con cerviz erguida”: porque ni de oriente, ni de occidente, ni del sur viene el enaltecimiento. Mas Dios es el Juez; a éste humilla, y a aquél enaltece.

¶C porque el cáliz está en la mano de Jehová, y el vino es tinto, lleno de mixtura; y él derrama del mismo;

C pero la escoria de él, a todos los impíos de la tierra serán exprimir ellos a cabo, y beber ellos.

§C     Conclusión

¶C Mas yo siempre anunciaré;

¶C y cantaré alabanzas al Dios de Jacob.

¶U Y quebraré todos los cuernos de los pecadores; más los cuernos de los justos serán exaltados.

O     Capítulo 2.2: Dios juzga entre los dioses (Salmo 82)

§U     Introducción

¶U Dios está en la reunión de los dioses; en medio de los dioses juzga, “¿Hasta cuándo juzgaréis injustamente, Y aceptaréis las personas de los impíos? Selah.

¶C Defended al pobre y al huérfano; haced justicia al afligido y al menesteroso.

¶C Librad al afligido y al necesitado; libradlo de mano de los impíos.

§C     Cuerpo

¶C No saben, no entienden.

¶C Andan en tinieblas.

¶U Vacilan todos los cimientos de la tierra.

§C     Conclusión

¶C Yo dije, ‘Vosotros sois dioses; y todos vosotros sois hijos del Altísimo.

C Pero como hombres moriréis; y caeréis como cualquiera de los príncipes.’”

¶U Levántate, oh Dios, juzga la tierra: porque tú heredarás todas las naciones.

C     Capítulo 2.3: Jehová juzgará al pueblo (Salmo 7)

§U     Introducción

¶U Jehová Dios mío, en ti he confiado; sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame; no sea que desgarren mi alma cual león, despedazándola, sin que haya quien libre.

¶C Jehová Dios mío, si yo he hecho esto, si hay en mis manos iniquidad; si di mal pago al que estaba en paz conmigo (Hasta he libertado al que sin causa era mi enemigo), persiga el enemigo mi alma, y alcáncela.

¶C Sí, pise en tierra mi vida, y mi honra ponga en el polvo. Selah.

§C     Cuerpo

¶U Levántate, oh Jehová, en tu ira; levántate a causa de la furia de mis angustiadores, y despierta en favor mío el Juicio que mandaste. Y te rodeará congregación de pueblos; por amor a ellos vuelve a levantarte en alto.

¶C Jehová juzgará a los pueblos; júzgame, oh Jehová, conforme a mi justicia y conforme a mi integridad.

¶C Termine ahora la maldad de los impíos, pero establece tú al justo; pues el Dios justo prueba la mente y el corazón. Mi defensa está en Dios, que salva a los rectos de corazón.

¶O Dios es el que juzga al justo; y Dios está airado todos los días contra el impío.

¶O Si no se convierte, él afilará su espada; ha tensado ya su arco, lo ha preparado. Asimismo ha aparejado para él armas de muerte; ha labrado sus saetas para los que persiguen.

§C     Conclusión

¶C He aquí, el impío ha gestado iniquidad; concibió maldad, y dio a luz engaño. Pozo ha cavado, y lo ha ahondado; y en el hoyo que hizo caerá.

¶C Su maldad se volverá sobre su cabeza, y su agravio caerá sobre su propia coronilla.

¶U Alabaré a Jehová conforme a su justicia, y cantaré al Nombre de Jehová el Altísimo.

C     Capítulo 2.4: Dios juzgará al pueblo (Salmo 50)

§U     Introducción

¶U El Dios de dioses, Jehová, ha hablado, y convocado la tierra desde el nacimiento del sol hasta donde se pone. De Sión, perfección de hermosura, Dios ha resplandecido.

¶C Vendrá nuestro Dios, y no callará; fuego consumirá delante de él, y en derredor suyo habrá tempestad grande.

¶C Convocará a los cielos de arriba, y a la tierra, para juzgar a su pueblo, diciendo, “Juntadme mis santos; los que hicieron conmigo Pacto con sacrificio.” Y los cielos declararán su justicia: porque Dios es el Juez. Selah.

§C     Cuerpo

¶U “Oye, pueblo mío, y hablaré; escucha, Israel, y testificaré contra ti: yo soy Dios, el Dios tuyo.

¶C No te reprenderé sobre tus sacrificios, ni por tus holocaustos, que delante de mí están siempre. No tomaré de tu casa becerros, ni machos cabríos de tus apriscos: porque mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados. Conozco todas las aves de los montes, y mías son las fieras del campo. Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti: porque mío es el mundo y su plenitud.

¶C ¿He de comer yo carne de toros, o he de beber sangre de machos cabríos? Sacrifica a Dios alabanza, y paga tus votos al Altísimo. E invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás.”

O Pero al malo dijo Dios, “¿Qué tienes tú que narrar mis Leyes, y que tomar mi Pacto en tu boca? Pues tú aborreces la instrucción, y echas a tu espalda mis palabras. Si veías al ladrón, tú corrías con él; y con los adúlteros era tu parte. Tu boca metías en mal, y tu lengua componía engaño. Tomabas asiento, y hablabas contra tu hermano; contra el hijo de tu madre ponías infamia.

¶O Estas cosas hiciste, y yo he callado; pensabas que de cierto sería yo como tú; pero yo te reprenderé, y las pondré delante de tus ojos.

§C     Conclusión

¶C Entended ahora esto, los que os olvidáis de Dios;

¶C no sea que os despedace, sin que haya quien libre.

¶U El que sacrifica alabanza me honrará; y al que ordenare su camino, le mostraré la salvación de Dios.”

U     Capítulo 2.5: Jehová juzgará al mundo con justicia (Salmo 9)

§U     Introducción

¶U Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; Contaré todas tus maravillas. Me alegraré y me regocijaré en ti; cantaré a tu Nombre, oh Altísimo.

¶C Mis enemigos volvieron atrás; caerán y perecerán delante de ti: porque has sostenido mi juicio y mi causa; te sentaste en el trono juzgando con justicia. Reprendiste naciones, destruiste al malo, raíste el nombre de ellos eternamente y para siempre.

¶C Oh enemigo, acabados son para siempre los asolamientos, y las ciudades que derribaste; su memoria pereció con ellas.

§C     Cuerpo

¶O Mas Jehová permanecerá para siempre; ha dispuesto su trono para Juicio. Y él juzgará al mundo con justicia; y juzgará a los pueblos con rectitud.

¶O Jehová será refugio al oprimido, un refugio en los tiempos de angustia. En ti confiarán los que conocen tu Nombre; por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.

¶C Cantad a Jehová, que habita en Sión; proclamad entre los pueblos sus obras. Cuando demandó la sangre, se acordó de ellos; no se olvidó del clamor de los pobres.

¶C Ten misericordia de mí, oh Jehová; mira mi aflicción que padezco de los que me aborrecen, tú que me levantas de las puertas de la muerte; para que cuente yo todas tus alabanzas en las puertas de la hija de Sión, y me goce en tu salvación.

¶U Se hundieron las naciones en la fosa que hicieron; en la red que escondieron fue atrapado su pie. Jehová es conocido por el Juicio que hizo; en la obra de sus propias manos fue enlazado el malo. Higaion; Selah.

§C     Conclusión

¶C Los malos serán trasladados al infierno, y todas las naciones que se olvidan de Dios: porque no para siempre será olvidado el pobre; ni la esperanza de los pobres perecerá perpetuamente.

¶C Levántate, oh Jehová; no se fortalezca el hombre; sean juzgadas las naciones delante de ti.

¶U Pon, oh Jehová, temor en ellos; conozcan las naciones que no son sino hombres. Selah.