C     Libro 2.3: Jehová reveló a él mismo a través Especial y Natural Revelación

C     Parte 1: Jehová reveló a él mismo a la humanidad a través de la naturaleza

O     Capítulo 1.1: Jehová sostiene todas las cosas con su bondad (Salmo 65)

§U     Introducción

¶U A ti es plácida la alabanza en Sión, oh Dios; y a ti se pagarán los votos.

¶C Tú oyes la oración; a ti vendrá toda carne.

¶C Iniquidades prevalecen contra mí; mas tú perdonarás nuestras transgresiones.

§C     Cuerpo

¶U Bienaventurado el que tú escogieres, e hicieres acercarse a ti, para que habite en tus atrios. Seremos saciados del bien de tu casa, de tu santo Templo.

¶C Con tremendas cosas, en justicia, nos responderás tú, oh Dios de nuestra salvación, esperanza de todos los términos de la tierra, y de los más remotos confines del mar.

¶C , el que afirma los montes con su poder, ceñido de valentía, el que calma el estruendo de los mares, el estruendo de sus ondas, y el alboroto de las naciones.

§C     Conclusión

C Por tanto, los moradores de los fines de la tierra temen de tus maravillas. Tú haces que se alegren las salidas de la mañana y de la tarde.

¶C Visitas la tierra, y la riegas; en gran manera la enriqueces con el río de Dios, que está lleno de aguas; preparas el grano de ellos, cuando así la dispones. Haces que se empapen sus surcos, haces descender sus canales; la ablandas con lluvias, bendices sus renuevos.

¶U Tú coronas el año con tu bondad; y tus nubes destilan grosura. Destilan sobre los pastizales del desierto; y los collados se ciñen de alegría. Los prados se visten de rebaños, y los valles se cubren de grano; dan voces de júbilo, y aun cantan.

O     Capítulo 1.2: Jehová sostiene todas las cosas con su Espíritu (Salmo 104)

§U     Introducción

¶U Bendice, alma mía, a Jehová.

¶C Jehová, Dios mío, mucho te has engrandecido; te has vestido de gloria y de magnificencia. El que se cubre de luz como de vestidura, que extiende los cielos como una cortina; que establece sus aposentos entre las aguas; el que hace de las nubes su carruaje, el que anda sobre las alas del viento; el que hace a sus ángeles espíritus, sus ministros fuego flameante.

¶C Él fundó la tierra sobre sus cimientos; No será jamás removida. Con el abismo, como con vestido, la cubriste; sobre los montes estaban las aguas. A tu reprensión huyeron; al sonido de tu trueno se apresuraron; subieron los montes, descendieron los valles, al lugar que tú les fundaste. Les pusiste término, el cual no traspasarán; ni volverán a cubrir la tierra.

§C     Cuerpo

¶C Tú eres el que envías las fuentes por los arroyos; van entre los montes. Abrevan a todas las bestias del campo; mitigan su sed los asnos monteses. Junto a ellos habitarán las aves de los cielos, que elevan su trino entre las ramas. El que riega los montes desde sus aposentos; del fruto de sus obras se sacia la tierra. El que hace producir el pasto para las bestias, y la hierba para el servicio del hombre; para que saque el pan de la tierra. Y el vino que alegra el corazón del hombre, el aceite que hace lucir el rostro, y el pan que sustenta el corazón del hombre. Se llenan de savia los árboles de Jehová, los cedros del Líbano que él plantó. Allí anidan las aves; en las hayas hace su casa la cigüeña. Los montes altos para las cabras monteses; las peñas, madrigueras para los conejos. Hizo la luna para los tiempos; el sol conoce su ocaso. Pones las tinieblas, y es la noche: en ella corretean todas las bestias de la selva. Los leoncillos rugen tras la presa, y buscan de Dios su comida. Sale el sol, se recogen, y se echan en sus cuevas. Sale el hombre a su labor, y a su labranza hasta la tarde.

¶C ¡Cuán numerosas son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios. He allí el grande y anchuroso mar, en él hay innumerables peces, animales pequeños y grandes. Allí andan navíos; allí este leviatán que hiciste para que jugase en él. Todos ellos esperan en ti, para que les des su comida a su tiempo. Les das, recogen; abres tu mano, se sacian de bien. Escondes tu rostro, se turban; les quitas el hálito, dejan de ser, y vuelven al polvo. Envías tu Espíritu, son creados; y renuevas la faz de la tierra.

¶U La gloria de Jehová será para siempre; Jehová se alegrará en sus obras; el cual mira a la tierra, y ella tiembla; Toca los montes, y humean.

§C     Conclusión

¶C A Jehová cantaré en mi vida; a mi Dios cantaré salmos mientras viva. Dulce será mi meditación en él; yo me alegraré en Jehová.

¶C Sean consumidos de la tierra los pecadores, y los impíos dejen de ser.

¶U Bendice, oh alma mía, a Jehová. ¡Alabad Jehová!

C     Capítulo 1.3: Jehová es bueno para todo ser viviente (Salmo 145)

§U     Introducción

¶U Te exaltaré, mi Dios, O Rey.

¶C Y bendeciré tu Nombre eternamente y para siempre;

¶C cada día te bendeciré, y alabaré tu Nombre eternamente y para siempre.

§C     Cuerpo

¶U Grande es Jehová y digno de suprema alabanza; y su grandeza es inescrutable. Generación a generación celebrará tus obras, y anunciará tus proezas. Hablaré de la gloriosa magnificencia de tu majestad, y de tus maravillosos hechos. De tus portentos y temibles hechos hablarán los hombres; Y yo contaré tu grandeza. Proclamarán la memoria de tu gran bondad, y cantarán de tu justicia.

¶C Clemente y misericordioso es Jehová, lento para la ira, y grande en misericordia.

¶C Bueno es Jehová para con todos; y sus misericordias sobre todas sus obras. Te alabarán, oh Jehová, todas tus obras; y tus santos te bendecirán. Contarán de la gloria de tu reino, y hablarán de tu poder; para dar a conocer sus proezas a los hijos de los hombres, y la gloriosa majestad de su reino. Tu reino es reino eterno, y tu señorío permanece por todas las generaciones.

¶O Jehová sostiene a todos los que caen, y levanta a todos los oprimidos. Los ojos de todos esperan en ti, y tú les das su comida a su tiempo. Abres tu mano, y colmas de bendición a todo viviente.

¶O Justo es Jehová en todos sus caminos, y misericordioso en todas sus obras.

§C     Conclusión

¶C Cercano está Jehová a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras. Cumplirá el deseo de los que le temen; oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.

¶C Jehová guarda a todos los que le aman; pero destruirá a todos los impíos.

¶U La alabanza de Jehová hablará mi boca; y toda carne bendiga su santo Nombre eternamente y para siempre.

C     Capítulo 1.4: Jehová es bueno a Sión (Salmo 147)

§U     Introducción

¶U ¡Alabad Jehová! Alabad a Jehová: porque es bueno cantar salmos a nuestro Dios: porque suave y hermosa es la alabanza.

¶C Jehová edifica a Jerusalén; a los desterrados de Israel recogerá. Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas. Él cuenta el número de las estrellas; a todas ellas llama por sus nombres.

¶C Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; y su entendimiento es infinito.

§C     Cuerpo

¶U Jehová exalta a los humildes; y humilla a los impíos hasta el polvo.

¶C Cantad a Jehová con alabanza, cantad con arpa a nuestro Dios. Él es el que cubre los cielos de nubes, el que prepara la lluvia para la tierra, el que hace a los montes producir hierba. Él da a la bestia su mantenimiento, y a los hijos de los cuervos que claman.

¶C No toma contentamiento en la fortaleza del caballo, ni se complace en las piernas fuertes del hombre. Se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia.

¶O Alaba a Jehová, Jerusalén; alaba a tu Dios, Sión: porque fortificó los cerrojos de tus puertas; bendijo a tus hijos dentro de ti. Él pone en tus términos la paz; te sacia con lo mejor del trigo.

¶O Él envía su Palabra a la tierra; velozmente corre su Palabra. Él da la nieve como lana, derrama la escarcha como ceniza. Él echa su hielo como pedazos; delante de su frío, ¿quién resistirá? Envía su Palabra, y los derrite; hace soplar su viento, y el agua fluye.

§C     Conclusión

¶C Él manifiesta sus Palabras a Jacob, sus Estatutos y sus Juicios a Israel.

¶C No ha hecho así con ninguna otra de las naciones; y en cuanto a sus Juicios, no los conocieron.

¶U ¡Alabad Jehová!

U     Capítulo 1.5: Jehová y su Palabra son verdaderas, justo y bueno (Salmo 111)

Parte 1: La persona de Jehová

U: Alabad a Jehová por sus obras

¶U ¡Alabad Jehová!

¶C Alabaré a Jehová con todo mi corazón:

¶C en la compañía de los rectos y en la congregación.

¶O Grandes son las obras de Jehová,

¶O buscadas de todos los que se deleitan en ellas.

C: La justicia y maravillosas obras de Jehová permanecerá para siempre

¶U Gloria y hermosura es su obra.

¶C Y su justicia permanece para siempre;

¶C él ha hecho sus maravillosas obras para ser recordadas.

C: Jehová cuida para su pueblo Pacto

¶U Clemente y misericordioso es Jehová.

¶C Él ha dado alimento a los que le temen;

¶C él siempre se acordará su Pacto.

Parte 2: Los Mandamientos y obras de Jehová

C: Las obras de Jehová son la verdad y la justicia

¶C Él ha mostrado a su pueblo el poder de sus obras,

¶C que él podría darles la heredad de las naciones.

¶U Las obras de sus manos son verdad y juicio;

C: Los mandamientos de Jehová están seguros y estad firmes por siempre y siempre

¶C Fieles son todos sus Mandamientos.

¶C Afirmados eternamente y para siempre, u y hechos en verdad y en rectitud.

¶U Redención ha enviado a su pueblo.

U: El temor del Santo y reverendo Jehová es el principio de la sabiduría y el entendimiento

¶O Él ha ordenado su Pacto para siempre.

¶O Santo y Temible es su Nombre.

¶C El principio de la sabiduría es el temor de Jehová.

¶C Buen entendimiento tienen todos los que ponen por obra sus Mandamientos.

¶U Su loor permanece para siempre.

C     Parte 2: Jehová reveló a él mismo a la humanidad a través de la Santa Biblia

O     Capítulo 2.1: La Voz de Jehová es poderosa (Salmo 29)

§U     Introducción

¶U Dad a Jehová, oh hijos de poderosos, dad a Jehová la gloria y la fortaleza.

¶C Dad a Jehová la gloria debida a su Nombre.

¶C Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.

§C     Cuerpo

¶C

U La voz de Jehová sobre las aguas; truena el Dios de gloria; Jehová sobre las muchas aguas.

C La voz de Jehová es poderosa.

C La voz de Jehová es majestuosa.

¶C

O La voz de Jehová quiebra los cedros; quiebra Jehová los cedros del Líbano.

O Los hace saltar como becerros; al Líbano y al Sirión como cría de unicornio.

C La voz de Jehová derrama llamas de fuego.

C La voz de Jehová hace temblar el desierto; hace temblar Jehová el desierto de Cades.

U La voz de Jehová hace parir a las ciervas, y desnuda los bosques; En su templo todos los suyos proclaman su gloria.

§C     Conclusión

C Jehová preside en el diluvio;

C es más, se sienta Jehová como Rey para siempre.

¶U Jehová dará fortaleza a su pueblo; Jehová bendecirá a su pueblo en paz.

O     Capítulo 2.2: La ley de Jehová es instructivo (Salmo 19)

§U     Introducción

¶U Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay habla, ni lenguaje, donde su voz no sea oída. Por toda la tierra salió su hilo, y hasta el extremo del mundo sus palabras.

C En ellos puso tabernáculo para el sol, y éste, como un novio que sale de su tálamo, se alegra cual gigante para correr el camino.

C De un extremo de los cielos es su salida, y su giro hasta el término de ellos; y nada hay que se esconda de su calor.

§C     Cuerpo

¶C

O La Ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma.

O El Testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

C Los Estatutos de Jehová son rectos, que alegran el corazón.

C El Mandamiento de Jehová, es puro, que alumbra los ojos.

U El temor de Jehová, es limpio, que permanece para siempre.

¶C

U Los Juicios de Jehová son verdad, todos justos.

C Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; y dulces más que la miel, y la que destila del panal.

C Tu siervo es además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón.

§C     Conclusión

C ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.

C Detén asimismo a tu siervo de pecados de soberbia; que no se enseñoreen de mí. Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran transgresión.

U Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, Roca mía, y Redentor mío.

C     Capítulo 2.3: El Abogado de Jehová está parado para siempre (Salmo 33)

§U     Introducción

¶U Alegraos, oh justos, en Jehová; a los rectos es hermosa la alabanza. Alabad a Jehová con arpa, cantadle con salterio y decacordio. Cantadle cántico nuevo; hacedlo bien tañendo con júbilo: porque recta es la Palabra de Jehová, y todas sus obras con verdad son hechas. Él ama justicia y juicio; de la misericordia de Jehová está llena la tierra.

¶C Por la Palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca. Él junta como en un montón las aguas del mar; él pone en depósitos los abismos.

¶C Tema a Jehová toda la tierra; témanle todos los habitantes del mundo: porque él habló, y fue hecho; él mandó, y se estableció.

§C     Cuerpo

¶U Jehová hace nulo el consejo de las naciones, y frustra las maquinaciones de los pueblos.

¶C El consejo de Jehová permanece para siempre; los pensamientos de su corazón por todas las generaciones.

¶C Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová; el pueblo a quien él escogió como heredad para sí.

¶O Desde los Cielo miró Jehová; vio a todos los hijos de los hombres. Desde el lugar de su morada miró sobre todos los moradores de la tierra. Él formó el corazón de todos ellos; él considera todas sus obras.

¶O El rey no es salvo con la multitud del ejército; no escapa el valiente por la mucha fuerza. Vanidad es el caballo para salvarse; no librará por la grandeza de su fuerza.

§C     Conclusión

¶C He aquí, el ojo de Jehová sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia; para librar sus almas de la muerte, y para darles vida en tiempos de hambre.

¶C Nuestra alma espera en Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él. Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón: porque en su santo Nombre hemos confiado.

¶U Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, según esperamos en ti.

C     Capítulo 2.4: Las Palabras de Jehová serán preservados para siempre (Salmo 12)

§U     Introducción

¶U Salva, oh Jehová: porque se acabaron los piadosos: porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres.

¶C Mentira habla cada uno con su prójimo;

¶C hablan con labios lisonjeros y con doblez de corazón.

§C     Cuerpo

¶U Jehová destruirá todos los labios lisonjeros, la lengua que habla soberbias;

¶C los que han dicho, “Por nuestra lengua prevaleceremos; nuestros labios son nuestros.

¶C ¿Quién es señor sobre nosotros?”

¶O “‘Por la opresión de los pobres, por el gemido de los necesitados, ahora me levantaré,’ dice Jehová;

¶O ‘los pondré a salvo del que contra ellos se engríe.’”

§C     Conclusión

¶C Las palabras de Jehová son palabras puras; como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces.

¶C Tú, Jehová, las guardarás; las preservarás de esta generación para siempre.

¶U Asediando andan los malos, cuando son exaltados los más viles de los hijos de los hombres.

U     Capítulo 2.5: La Palabra de Dios es todo que necesitamos (Salmo 119)

C     Parte 1: El Creyente Nuevo

U     Sección 1: Medita en la Palabra de Dios

U     Aleph: Caminar en la Palabra a ser bendecidos de Dios

¶C

C Bienaventurados los perfectos de camino; los que andan en la Ley de Jehová.

C Bienaventurados los que guardan sus Testimonios, y con todo el corazón le buscan.

U Pues no hacen iniquidad los que andan en sus caminos.

¶C

U Tú encargaste que sean muy guardados tus Preceptos.

C ¡Oh que fuesen ordenados mis caminos para guardar tus Estatutos!

C Entonces no sería yo avergonzado, cuando atendiese a todos tus Mandamientos.

O Te alabaré con rectitud de corazón, cuando aprendiere los Juicios de tu justicia.

O Tus Estatutos guardaré. No me dejes enteramente.

C     Beth: Medita en la Palabra para el poder no pecar contra Dios

¶C

U ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu Palabra.

C Con todo mi corazón te he buscado; no me dejes divagar de tus Mandamientos.

C En mi corazón he guardado tus Dichos, para no pecar contra ti.

¶C

O Bendito tú, oh Jehová; enséñame tus Estatutos.

O Con mis labios he contado todos los Juicios de tu boca.

C Me he gozado en el camino de tus Testimonios, más que sobre toda riqueza.

C En tus Preceptos meditaré, consideraré tus caminos.

U Me deleitaré en tus Estatutos; no me olvidaré de tus Palabras.

C     Gimel: Medita en la Palabra para la fuerza para soportar oposición

¶C

U Haz bien a tu siervo; para que viva, y guarde tu Palabra.

C Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu Ley.

C Advenedizo soy yo en la tierra; no encubras de mí tus Mandamientos.

¶C

O Quebrantada está mi alma de desear tus Juicios en todo tiempo.

O Destruiste a los soberbios malditos, que se desvían de tus Mandamientos.

C Aparta de mí oprobio y menosprecio: porque tus Testimonios he guardado.

C Príncipes también se sentaron y hablaron contra mí; mas tu siervo meditaba en tus Estatutos.

U Pues tus Testimonios son mi delicia, y mis consejeros.

C     Sección 2: Entender la Palabra de Dios

U     Daleth: Ores para el Señor te enseñar su Palabra

¶C

C Mi alma está pegada al polvo; vivifícame según tu Palabra.

C Mis caminos te conté, y me has respondido; enséñame tus Estatutos.

U Hazme entender el camino de tus Preceptos, y hablaré de tus maravillas.

¶C

U Se deshace mi alma de ansiedad; fortaléceme según tu Palabra.

C Aparta de mí el camino de mentira; y concédeme con gracia tu Ley.

C Escogí el camino de la Verdad; he puesto tus Juicios delante de mí.

O Me he apegado a tus Testimonios; oh Jehová, no me avergüences.

O Por el camino de tus Mandamientos correré, cuando tú ensanches mi corazón.

C     He: Entender la Palabra a evitar vanidad

¶C

U Enséñame, oh Jehová, el camino de tus Estatutos, y lo guardaré hasta el fin.

C Dame entendimiento, y guardaré tu Ley; y la observaré de todo corazón.

C Guíame por la senda de tus Mandamientos: porque en ella tengo mi voluntad.

¶C

O Inclina mi corazón a tus Testimonios, y no a la avaricia.

O Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; avívame en tu Camino.

C Confirma tu Palabra a tu siervo, que te teme.

C Quita de mí el oprobio que he temido: porque buenos son tus Juicios.

U He aquí yo he anhelado tus Preceptos; vivifícame en tu justicia.

C     Vau: Entender la Palabra para ser un testigo a los demás

¶C

U Venga a mí tu misericordia, oh Jehová; tu salvación, conforme a tu Palabra.

C Y daré por respuesta al que me injuria, que en tu Palabra he confiado.

C Y no quites de mi boca en ningún tiempo la Palabra de Verdad: porque en tus Juicios he esperado.

¶C

O Y guardaré tu Ley continuamente, eternamente y para siempre.

O Y andaré en libertad: porque busqué tus Preceptos.

C Y hablaré de tus Testimonios delante de los reyes, y no me avergonzaré.

C Y me deleitaré en tus Mandamientos, los cuales he amado.

U Alzaré asimismo mis manos a tus Mandamientos que amé; y meditaré en tus Estatutos.

U     Sección 3: Busca la Palabra de Dios en tus aflicciones

O     Zain: Encuentra consuelo y esperanza en la Palabra

¶C

U Acuérdate de la Palabra dada a tu siervo, en la cual me has hecho esperar.

C Ésta es mi consuelo en mi aflicción; pues tu Palabra me ha vivificado.

C Los soberbios se burlaron mucho de mí; mas no me he apartado de tu Ley.

¶C

O Me acordé, oh Jehová, de tus Juicios antiguos, y me consolé.

O Horror se apoderó de mí, a causa de los impíos que dejan tu Ley.

C Cánticos han sido para mí tus Estatutos en la casa de mis peregrinaciones.

C Me acordé en la noche de tu Nombre, oh Jehová, y guardé tu Ley.

U Esto tuve: porque guardé tus Preceptos.

O     Cheth: Vuelva desde pecado para obedecer la Palabra

¶C

C Tú eres mi porción, oh Jehová, he dicho que guardaré tus palabras.

C Tu presencia supliqué de todo corazón; ten misericordia de mí según tu Palabra.

U Consideré mis caminos, y torné mis pies a tus Testimonios.

¶C

U Me apresuré, y no me tardé en guardar tus Mandamientos.

C Compañía de impíos me han robado; mas no me he olvidado de tu Ley.

C A media noche me levantaba a alabarte por tus justos Juicios.

O Compañero soy yo de todos los que te temen y guardan tus Preceptos.

O De tu misericordia, oh Jehová, está llena la tierra; enséñame tus Estatutos.

C     Teth: Aflicción te empuja más profundamente en la Palabra

¶C

U Bien has hecho con tu siervo, oh Jehová, conforme a tu Palabra.

C Enséñame buen sentido y sabiduría: porque tus Mandamientos he creído.

C Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; mas ahora guardo tu Palabra.

¶C

O Bueno eres tú, y bienhechor; enséñame tus Estatutos.

O Contra mí forjaron mentira los soberbios; mas yo guardaré de todo corazón tus Preceptos.

C Se engrosó el corazón de ellos como sebo; mas yo en tu Ley me he deleitado.

C Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus Estatutos.

U Mejor me es la Ley de tu boca, que millares de oro y plata.

C     Jod: La Palabra te consuela en tus aflicciones

¶C

U Tus manos me hicieron y me formaron; hazme entender, y aprenderé tus Mandamientos.

C Los que te temen me verán, y se alegrarán: porque en tu Palabra he esperado.

C Conozco, oh Jehová, que tus Juicios son justos, y que conforme a tu fidelidad me afligiste.

¶C

O Sea ahora tu misericordia para consolarme, conforme a lo que has dicho a tu siervo.

O Vengan a mí tus misericordias, y viva: porque tu Ley es mi delicia.

C Sean avergonzados los soberbios: porque sin causa me han calumniado; mas yo, meditaré en tus Preceptos.

C Tórnense a mí los que te temen y conocen tus Testimonios.

U Sea mi corazón íntegro en tus Estatutos; para que no sea yo avergonzado.

U     Caph: La Palabra es fiel en tus aflicciones

¶C

C Desfallece mi alma por tu salvación, mas espero en tu Palabra.

C Desfallecieron mis ojos por tu Palabra, diciendo, “¿Cuándo me consolarás?”

U Porque estoy como el odre al humo; pero no he olvidado tus Estatutos.

¶C

U ¿Cuántos son los días de tu siervo? ¿Cuándo harás juicio contra los que me persiguen?

C Los soberbios han cavado hoyos para mí; mas no obran según tu Ley.

C Todos tus Mandamientos son verdad; sin causa me persiguen; ayúdame.

O Casi me han echado por tierra; mas yo no he dejado tus Preceptos.

O Vivifícame conforme a tu misericordia; y guardaré los testimonio de tu boca.

C     Parte 2: El Creyente Maduro

U     Sección 1: La Palabra de Dios es tu sabiduría y orientación

O     Lamed: La Palabra de Dios es firme para siempre

¶C

U Para siempre, oh Jehová, está establecida tu Palabra en el Cielo.

C Por generación y generación es tu fidelidad. Tú afirmaste la tierra, y permanece.

C Por tus ordenanzas permanecen todas las cosas hasta hoy, pues todas ellas te sirven.

O Si tu Ley no hubiese sido mi delicia, ya en mi aflicción hubiera perecido.

O Nunca jamás me olvidaré de tus Preceptos: porque con ellos me has vivificado.

¶C

C Tuyo soy yo, guárdame: porque he buscado tus Preceptos.

C Los impíos me han aguardado para destruirme; mas yo consideraré tus Testimonios.

U A toda perfección he visto fin; extenso sobremanera es tu Mandamiento.

O     Mem: La Palabra imparte sabiduría a tu alma

¶C

O ¡Oh, cuánto amo yo tu Ley! Todo el día es ella mi meditación.

O Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus Mandamientos: porque siempre están conmigo.

C Más que todos mis enseñadores he entendido: porque tus Testimonios son mi meditación.

C Más que los viejos he entendido: porque he guardado tus Preceptos.

U De todo mal camino contuve mis pies, para guardar tu Palabra.

¶C

U No me aparté de tus Juicios: porque tú me enseñaste.

C ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca.

C De tus Preceptos he adquirido inteligencia; por tanto, he aborrecido todo camino de mentira.

C     Nun: La Palabra es tu guía para la vida

¶C

U Lámpara es a mis pies tu Palabra, y lumbrera a mi camino.

C Juré y ratifiqué que he de guardar tus justos Juicios.

C Afligido estoy en gran manera; vivifícame, oh Jehová, conforme a tu Palabra.

O Te ruego, oh Jehová, que te sean agradables las ofrendas voluntarias de mi boca; y enséñame tus Juicios.

O De continuo está mi alma en mi mano; mas no me he olvidado de tu Ley.

¶C

C Me tendieron lazo los impíos, pero yo no me desvié de tus Preceptos.

C Por heredad he tomado tus Testimonios para siempre: porque son el gozo de mi corazón.

U Mi corazón incliné a poner por obra tus Estatutos de continuo, hasta el fin.

C     Samech: Samech: La Palabra es tu escondite y escudo

¶C

U Los pensamientos vanos aborrezco; mas amo tu Ley.

C Mi escondedero y mi escudo eres tú: en tu Palabra he esperado.

C Apartaos de mí, malignos; pues yo guardaré los Mandamientos de mi Dios.

O Susténtame conforme a tu Palabra, y viviré; y no dejes que me avergüence de mi esperanza.

O Sostenme, y seré salvo; y me deleitaré siempre en tus Estatutos.

¶C

C Hollaste a todos los que se desvían de tus Estatutos: porque mentira es su engaño.

C Como escorias hiciste consumir a todos los impíos de la tierra; por tanto yo he amado tus Testimonios.

U Mi carne se ha estremecido por temor de ti; y de tus Juicios tengo miedo.

U     Ain: Mantenga confiando en la Palabra, a pesar de tus opresores

¶C

O Juicio y justicia he hecho; no me abandones a mis opresores.

O Responde por tu siervo para bien; no permitas que me opriman los soberbios.

C Mis ojos desfallecieron por tu salvación, y por el dicho de tu justicia.

C Haz con tu siervo según tu misericordia, y enséñame tus Estatutos.

U Tu siervo soy yo, dame entendimiento; para que sepa tus Testimonios.

¶C

U Tiempo es de actuar, oh Jehová: porque han invalidado tu Ley.

C Por tanto, amo tus Mandamientos más que el oro, y más que oro muy puro.

C Por tanto, estimo rectos todos tus Preceptos acerca de todas las cosas, y aborrezco todo camino de mentira.

C     Sección 2: La Palabra de Dios es tu fuerza

U     Pe: Obedecer la Palabra, a pesar de tus opresores

¶C

O Maravillosos son tus Testimonios; por tanto los ha guardado mi alma.

O El principio de tus palabras alumbra; hace entender a los simples.

C Mi boca abrí y suspiré: porque deseaba tus Mandamientos.

C Mírame, y ten misericordia de mí, como acostumbras con los que aman tu Nombre.

U Ordena mis pasos con tu Palabra; y ninguna iniquidad se enseñoree de mí.

¶C

U Líbrame de la violencia de los hombres; y guardaré tus Preceptos.

C Haz que tu rostro resplandezca sobre tu siervo; y enséñame tus Estatutos.

C Ríos de agua descendieron de mis ojos: porque no guardaban tu Ley.

C     Tzaddi: Sé celoso para la Palabra de Dios durante el día

¶C

U Justo eres tú, oh Jehová, y rectos tus Juicios.

C Tus Testimonios, que has encomendado, son rectos y muy fieles.

C Mi celo me ha consumido: porque mis enemigos se olvidaron de tus palabras.

O Sumamente pura es tu Palabra; y la ama tu siervo.

O Pequeño soy yo y desechado; mas no me he olvidado de tus Preceptos.

¶C

C Tu justicia es justicia eterna, y tu Ley la Verdad.

C Aflicción y angustia me hallaron; mas tus Mandamientos fueron mi delicia.

U Justicia eterna son tus Testimonios; dame entendimiento, y viviré.

C     Koph: Esperanza en la Palabra de Dios temprano en la mañana

¶C

U Clamé con todo mi corazón; respóndeme, Jehová, y guardaré tus Estatutos.

C A ti clamé; sálvame, y guardaré tus Testimonios.

C Me anticipé al alba de mañana, y clamé a ti; esperé en tu Palabra.

O Se anticiparon mis ojos a las vigilias de la noche, para meditar en tu Palabra.

O Oye mi voz conforme a tu misericordia; oh Jehová, vivifícame conforme a tu Juicio.

¶C

C Se me han acercado los que siguen la maldad; Lejos están de tu Ley.

C Cercano estás tú, oh Jehová; y todos tus Mandamientos son Verdad.

U Hace ya mucho que he entendido de tus Testimonios, que para siempre los has establecido.

C     Sección 3: La Palabra de Dios es tu vida

U     Resh: Busque renacimiento desde la Palabra

¶C

O Mira mi aflicción, y líbrame: porque de tu Ley no me he olvidado.

O Aboga mi causa, y líbrame; vivifícame con tu Palabra.

C Lejos está de los impíos la salvación: porque no buscan tus Estatutos.

C Muchas son tus misericordias, oh Jehová; vivifícame conforme a tus Juicios.

U Muchos son mis perseguidores y mis enemigos; mas de tus Testimonios no me he apartado.

¶C

U Veía a los prevaricadores, y me disgustaba: porque no guardaban tus palabras.

C Mira, oh Jehová, que amo tus Preceptos; vivifícame conforme a tu misericordia.

C El principio de tu Palabra es verdad; y eterno es todo Juicio de tu justicia.

C     Shin: Alégrense en la Palabra

¶C

U Príncipes me han perseguido sin causa; mas mi corazón está asombrado de tu Palabra.

C Me gozo yo en tu Palabra, como quien halla un gran botín.

C La mentira aborrezco y abomino; tu Ley amo.

O Siete veces al día te alabo sobre los Juicios de tu justicia.

O Mucha paz tienen los que aman tu Ley; y no hay para ellos tropiezo.

¶C

C Tu salvación he esperado, oh Jehová; y tus Mandamientos he puesto por obra.

C Mi alma ha guardado tus Testimonios, y los he amado en gran manera.

U He guardado tus Preceptos y tus Testimonios: porque todos mis caminos están delante de ti.

C     Tau: Buscar el entendimiento de acuerdo con la Palabra

¶C

U Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová; dame entendimiento conforme a tu Palabra.

C Llegue mi oración delante de ti; líbrame conforme a tu Palabra.

C Mis labios rebosarán alabanza, cuando me hayas enseñado tus Estatutos.

O Hablará mi lengua tus Palabras: porque todos tus Mandamientos son justicia.

O Que tu mano me ayude: porque tus Preceptos he escogido.

¶C

C He deseado tu salvación, oh Jehová; y tu Ley es mi delicia.

C Que viva mi alma y te alabe; y tus Juicios me ayuden.

U Yo anduve errante como oveja extraviada; busca a tu siervo: porque no me he olvidado de tus Mandamientos.