C     Libro 2.2: Jehová reveló a él mismo como el Gran Creador del universo y Ayudante de Israel

C     Parte 1: Jehová es el Gran Creador del universo

U     Capítulo 1.1: Desde la eternidad pasada a la eternidad futuro, Jehová es el Dios Verdadero (Salmo 90)

§U     Introducción

¶U Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación. Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo; Desde la Eternidad y hasta la Eternidad, tú eres Dios.

¶C Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, y dices, “Convertíos, hijos de los hombres.” Porque mil años delante de tus ojos, son como el día de ayer, que pasó, y como una de las vigilias de la noche. Los haces pasar como avenida de aguas; son como un sueño.

¶C Como la hierba que crece en la mañana. En la mañana florece y crece; a la tarde es cortada, y se seca.

§C     Cuerpo

¶O Porque con tu furor somos consumidos, y con tu ira somos turbados. Pusiste nuestras maldades delante de ti, nuestros pecados secretos a la luz de tu rostro: porque todos nuestros días declinan a causa de tu ira; acabamos nuestros años como un pensamiento.

¶O Los días de nuestra edad son setenta años; y en los más robustos son ochenta años, con todo, su fortaleza es molestia y trabajo: porque es cortado presto, y volamos.

¶C ¿Quién conoce el poder de tu ira?

¶C Incluso de acuerdo a tu miedo, así es vuestro enojo.

¶U Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.

§C     Conclusión

¶C Vuélvete, oh Jehová; ¿hasta cuándo? Y aplácate para con tus siervos. ¶C De mañana sácianos de tu misericordia; y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días. Alégranos conforme a los días que nos afligiste, y los años que vimos el mal.

¶U Aparezca en tus siervos tu obra, y tu gloria sobre sus hijos; sea la hermosura de Jehová nuestro Dios sobre nosotros; y confirma sobre nosotros la obra de nuestras manos; Sí, la obra de nuestras manos confirma.

C     Capítulo 1.2: Jehová conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo sólo (Salmo 103)

§U     Introducción

¶U Bendice, alma mía a Jehová; y bendiga todo mi ser su santo Nombre.

¶C Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios.

¶C Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila.

§C     Cuerpo

¶U Jehová el que hace justicia y derecho a todos los que padecen violencia. Reveló sus caminos a Moisés, y a los hijos de Israel sus obras.

¶C Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira, y grande en misericordia. No contenderá para siempre, ni para siempre guardará el enojo. No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades; ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados: porque como la altura de los Cielo sobre la tierra, engrandeció su misericordia sobre los que le temen. Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.

¶C Como el padre se compadece de sus hijos, se compadece Jehová de los que le temen: porque él conoce nuestra condición; se acuerda que somos polvo.

¶O El hombre, como la hierba son sus días, florece como la flor del campo; que pasa el viento por ella, y perece; y su lugar no la conoce más.

¶O Mas la misericordia de Jehová desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, y su justicia sobre los hijos de los hijos: sobre los que guardan su Pacto, y los que se acuerdan de sus Mandamientos para ponerlos por obra.

§C     Conclusión

¶C Jehová afirmó en los cielos su trono; y su reino domina sobre todos.

¶C Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, poderosos en fortaleza, que ejecutáis sus Mandamientos, obedeciendo a la voz de su Palabra. Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos, ministros suyos, que hacéis su voluntad. Bendecid a Jehová, vosotras todas sus obras, en todos los lugares de su señorío.

¶U Bendice, alma mía, a Jehová.

C     Capítulo 1.3: Jehová conoce todo acerca de nosotros (Salmo 139)

§U     Introducción

¶U Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú conoces mi sentarme y mi levantarme, desde lejos entiendes mis pensamientos. Mi andar y mi acostarme has rodeado, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.

¶C Detrás y delante me has rodeado, y sobre mí pusiste tu mano.

¶C Tal conocimiento es muy maravilloso para mí; alto es, no lo puedo comprender.

§C     Cuerpo

¶U ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿O a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los Cielo, allí estás tú; y si en el Infierno hiciere mi lecho, he aquí allíestás. Si tomare las alas del alba, y habitare en el extremo del mar, aun allí me guiará tu mano, y me asirá tu diestra.

¶C Si dijere, “Ciertamente las tinieblas me encubrirán”, aun la noche resplandecerá alrededor de mí. Aun las tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día; lo mismo te son las tinieblas que la luz: porque tú formaste mis riñones; me cubriste en el vientre de mi madre.

¶C Te alabaré: porque formidable y maravillosamente me formaste. Estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en secreto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, siendo aún imperfecto; y en tu libro estaban escritos mis miembros, que fueron luego formados, cuando aún no existía ninguno de ellos.

¶O ¡Qué preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los contara, serían más numerosos que la arena; al despertar aún estoy contigo.

¶O De cierto, oh Dios, matarás al impío; apartaos, pues, de mí, hombres sanguinarios: porque blasfemias dicen ellos contra ti; tus enemigos toman en vano tu Nombre. ¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen, y me enardezco contra tus enemigos? Los aborrezco con perfecto odio; los tengo por enemigos.

§C     Conclusión

¶C Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;

¶C pruébame y conoce mis pensamientos,

¶U y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el Camino eterno.

O     Capítulo 1.4: El Nombre de Jehová es excelente en toda la tierra (Salmo 8)

§U     Introducción

¶U Oh Jehová, Señor nuestro, ¡cuán grande es tu Nombre en toda la tierra, que has puesto tu gloria sobre los cielos!

¶C De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, a causa de tus enemigos,

¶C para hacer cesar al enemigo y al vengativo.

§C     Cuerpo

¶U Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste: ¿qué es el hombre, para que tengas de él memoria?

¶C ¿Y el hijo del hombre, para que lo visites?

¶C Le has hecho un poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra.

§C     Conclusión

¶C Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos;

¶C todo lo pusiste debajo de sus pies; ovejas y bueyes, todo ello; y también las bestias del campo, las aves de los cielos y los peces del mar; todo cuanto pasa por los senderos del mar.

¶U Oh Jehová, Señor nuestro, ¡Cuán grande es tu Nombre en toda la tierra!

O     Capítulo 1.5: Jehová es nuestro creador (Salmo 95)

§U     Introducción

¶U Venid, cantemos alegremente a Jehová;

¶C aclamemos con júbilo a la Roca de nuestra salvación.

¶C Lleguemos ante su presencia con acción de gracias; aclamémosle con salmos.

§C     Cuerpo

¶C Porque Jehová es Dios grande, y Rey grande sobre todos los dioses.

¶C Porque en su mano están las profundidades de la tierra, y las alturas de los montes son suyas. Suyo también el mar, pues él lo hizo; y sus manos formaron la tierra seca.

¶U Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor: porque él es nuestro Dios; nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano.

§C     Conclusión

¶C Si oyereis hoy su voz, “No endurezcáis vuestro corazón como en Meriba, como el día de Masah en el desierto; donde me tentaron vuestros padres, me probaron, y vieron mis obras.

¶C Cuarenta años estuve disgustado con esta generación, y dije, ‘Pueblo es que divaga de corazón, y no han conocido mis caminos.’

U Por tanto, juré en mi ira que no entrarían en mi reposo.”

C     Parte 2: Jehová es el Gran Ayudante de Israel

U     Capítulo 2.1: Jehová es el ayudante de los débiles e indefensos (Salmo 146)

§U     Introducción

¶U ¡Alabad Jehová! Oh alma mía, alaba a Jehová.

¶C Alabaré a Jehová en mi vida;

¶C cantaré salmos a mi Dios mientras viva.

§C     Cuerpo

¶O No confiéis en los príncipes, ni en hijo de hombre: porque no hay en él salvación. Sale su espíritu, se vuelve a la tierra; en el mismo día perecen sus pensamientos.

¶O Bienaventurado aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en Jehová su Dios, el cual hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay; que guarda verdad para siempre; que hace justicia a los agraviados; que da pan a los hambrientos.

¶C Jehová liberta a los prisioneros;

¶C Jehová abre los ojos a los ciegos;

¶U Jehová levanta a los caídos;

§C     Conclusión

¶C Jehová ama a los justos.

¶C Jehová guarda a los extranjeros; al huérfano y a la viuda sustenta; y el camino de los impíos trastorna.

¶U Reinará Jehová para siempre; tu Dios, oh Sión, por generación y generación. ¡Alabad Jehová!

C     Capítulo 2.2: Jehová es el refugio de su pueblo Israel (Salmo 94)

§U     Introducción

¶U Jehová, Dios de las venganzas, Dios de las venganzas, manifiéstate. Levántate, oh Juez de la tierra; da el pago a los soberbios.

¶C ¿Hasta cuándo los impíos, hasta cuándo, oh Jehová, se gozarán los impíos? ¿Hasta cuándo pronunciarán, hablarán cosas duras, y se vanagloriarán todos los obradores de iniquidad? A tu pueblo, oh Jehová, quebrantan, y a tu heredad afligen. A la viuda y al extranjero matan, y a los huérfanos quitan la vida. Y dicen, “No mirará Jehová, ni hará caso el Dios de Jacob.”

¶C Entended, necios del pueblo; y vosotros fatuos, ¿cuándo seréis sabios? El que plantó el oído, ¿no oirá? El que formó el ojo, ¿no verá? El que castiga a las gentes, ¿no reprenderá? El que enseña la ciencia al hombre, ¿no sabrá? Jehová conoce los pensamientos de los hombres, que son vanidad.

§C     Cuerpo

¶U Bienaventurado el hombre a quien tú, oh Jehová, corriges, y en tu Ley lo instruyes; para darle reposo de los días de aflicción, en tanto que para el impío se cava el hoyo.

¶C Porque Jehová no abandonará a su pueblo, ni desamparará su heredad;

C Sino que el juicio volverá a la justicia, y en pos de ella irán todos los rectos de corazón.

¶O ¿Quién se levantará por mí contra los malignos? ¿Quién estará por mí contra los obradores de iniquidad? Si no ayudara Jehová, pronto moraría mi alma en el silencio.

¶O Cuando yo decía, “Mi pie resbala”, tu misericordia, oh Jehová, me sustentaba. En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma.

§C     Conclusión

¶C ¿Se juntará contigo el trono de iniquidades, que forma agravio por ley? Se juntan contra la vida del justo, y condenan la sangre inocente.

¶C Mas Jehová me ha sido por refugio; y mi Dios es la Roca de mi confianza.

¶U Y él hará volver sobre ellos su iniquidad, y los destruirá en su propia maldad; Los talará Jehová nuestro Dios.

C     Capítulo 2.3: Jehová es la ayuda y el escudo de su pueblo Israel (Salmo 115)

§U     Introducción

¶U No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros, sino a tu Nombre da gloria; Por tu misericordia, por tu verdad.

¶C ¿Por qué han de decir las gentes, “¿Dónde está ahora su Dios?”

¶C Nuestro Dios está en los cielos; todo lo que quiso ha hecho.

§C     Cuerpo

¶U Los ídolos de ellos son plata y oro, obra de manos de hombres. Tienen boca, mas no hablan; tienen ojos, mas no ven; orejas tienen, mas no oyen; tienen narices, mas no huelen; manos tienen, mas no palpan; tienen pies, mas no andan; ni hablan con su garganta. Como ellos son los que los hacen, y cualquiera que en ellos confía.

¶C Oh Israel, confía en Jehová; él es su ayuda y su escudo. Casa de Aarón, confiad en Jehová. Él es su ayuda y su escudo. Los que teméis a Jehová, confiad en Jehová; él es su ayuda y su escudo.

¶C Jehová se acordó de nosotros; nos bendecirá. Bendecirá a la casa de Israel; bendecirá a la casa de Aarón. Bendecirá a los que temen a Jehová; a chicos y a grandes. Jehová os prospere más y más; a vosotros y a vuestros hijos.

¶O Bendecidos sois de Jehová, que hizo el cielo y la tierra.

¶O El cielo, aun los cielos son de Jehová; mas ha dado la tierra a los hijos de los hombres.

§C     Conclusión

¶C No alabarán los muertos a Jehová, ni cuantos descienden al silencio;

¶C Mas nosotros bendeciremos a Jehová, desde ahora y para siempre.

¶U ¡Alabad Jehová!

O     Capítulo 2.4: Dios es mi ayudante personal (Salmo 54)

§U     Introducción

¶U Oh Dios, sálvame por tu Nombre, y con tu poder defiéndeme.

¶C Oh Dios, oye mi oración; escucha las razones de mi boca:

¶C porque extraños se han levantado contra mí, y hombres violentos buscan mi vida; no han puesto a Dios delante de sí. Selah.

§C     Cuerpo

¶U He aquí, Dios es el que me ayuda; el Señor es con los que sostienen mi vida.

¶C Él volverá el mal a mis enemigos;

¶C córtalos por tu verdad.

§C     Conclusión

¶C Voluntariamente sacrificaré a ti;

¶C alabaré tu Nombre, oh Jehová: porque es bueno.

¶U Porque me ha librado de toda angustia, y en mis enemigos vieron mis ojos mi deseo.

O     Capítulo 2.5: La ayuda de Israel es en el Nombre de Jehová (Salmo 124)

§U     Introducción

¶U A no haber estado Jehová por nosotros, diga ahora Israel;

¶C a no haber estado Jehová por nosotros, cuando se levantaron contra nosotros los hombres,

¶C vivos nos habrían tragado entonces, cuando se encendió su furor contra nosotros.

§C     Cuerpo

¶C Entonces nos habrían inundado las aguas; sobre nuestra alma hubiera pasado el torrente;

¶C hubieran entonces pasado sobre nuestra alma las aguas soberbias.

¶U Bendito Jehová, que no nos dio por presa a los dientes de ellos.

§C     Conclusión

¶C Nuestra alma escapó cual ave del lazo de los cazadores;

¶C se rompió el lazo, y escapamos nosotros.

¶U Nuestro socorro está en el Nombre de Jehová, que hizo el cielo y la tierra.