C     Libro 1.4: La Boca de los Justos y los malvados

C     Parte 1: La Boca de los Justos

O     Capítulo 1.1: Dejar mis enemigos sea avergonzado y caído en desgracia (Salmo 70)

§U     Introducción

¶U Oh Dios, apresúrate a librarme; apresúrate, oh Dios, a socorrerme.

¶C Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida.

¶C Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal desean.

§C     Cuerpo

¶U Sean vueltos atrás, en pago de su afrenta hecha, los que dicen, “¡Ajá, ajá!”

¶C Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan;

¶C Y digan siempre los que aman tu salvación, “Engrandecido sea Dios.”

§C     Conclusión

¶C Yo estoy afligido y menesteroso; apresúrate a mí.

¶C Oh Dios; mi ayuda y mi Libertador eres tú.

¶U Oh Jehová, no te detengas.

O     Capítulo 1.2: ¿Cuánto tiempo debe ser exaltado mi enemigo sobre mí? (Salmo 13)

§U     Introducción

¶U ¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre?

¶C ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?

¶C ¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, con ansiedad en mi corazón cada día?

§C     Cuerpo

¶C ¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí?

¶C Mira, óyeme, Jehová Dios mío.

¶U Alumbra mis ojos, para que no duerma en muerte; para que no diga mi enemigo, “Lo he vencido”, mis enemigos se alegrarán, si yo resbalare.

§C     Conclusión

¶C Mas yo en tu misericordia he confiado;

¶C Se alegrará mi corazón en tu salvación.

¶U Cantaré a Jehová: porque me ha hecho bien.

C     Capítulo 1.3: Líbrame desde mis perseguidores (Salmo 142)

§U     Introducción

¶U Con mi voz clamé a Jehová, con mi voz supliqué misericordia a Jehová.

¶C Delante de él derramé mi queja;

¶C delante de él manifesté mi angustia.

§C     Cuerpo

¶U Cuando mi espíritu se angustiaba dentro de mí, tú conociste mi senda.

¶C En el camino en que andaba, me escondieron lazo.

¶C Miré a mi mano derecha, y observé; mas no había quien me conociese; no tuve refugio, nadie se preocupó por mi alma.

¶O Clamé a ti, oh Jehová, dije: Tú eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de los vivientes.

¶O Escucha mi clamor: porque estoy muy abatido;

§C     Conclusión

¶C Líbrame de los que me persiguen: porque son más fuertes que yo.

¶C Saca mi alma de la cárcel para que alabe tu Nombre.

¶U Me rodearán los justos: porque tú me serás propicio.

C     Capítulo 1.4: Líbrame desde los que obran iniquidad (Salmo 59)

§U     Introducción

¶U Líbrame de mis enemigos, oh Dios mío; ponme a salvo de los que contra mí se levantan. Líbrame de los obradores de iniquidad, y sálvame de hombres sanguinarios:

¶C porque he aquí están acechando mi vida; se han juntado contra mí poderosos, no por falta mía, ni pecado mío, oh Jehová.

¶C Sin delito mío, corren y se aperciben; despierta para ayudarme, y mira.

§C     Cuerpo

¶U Y tú, Jehová Dios de los ejércitos, Dios de Israel, despierta para castigar a todas las naciones; no tengas misericordia de todos los que se rebelan con iniquidad. Selah.

¶C Volverán a la tarde, ladrarán como perros, y rodearán la ciudad. He aquí proferirán con su boca; espadas hay en sus labios: porque dicen, “¿Quién oye?”

¶C Mas tú, oh Jehová, te reirás de ellos, te burlarás de todas las gentes. A causa de su fuerza, esperaré yo en ti: porque Dios es mi defensa. El Dios de mi misericordia irá delante de mí: Dios permitirá que yo vea en mis enemigos mi deseo.

¶O No los mates, para que mi pueblo no se olvide; dispérsalos con tu poder, y abátelos, oh Jehová, escudo nuestro, por el pecado de su boca, por la palabra de sus labios; sean presos por su soberbia, y por la maldición y mentira que profieren.

¶O ¡Acábalos con furor! ¡Acábalos! Y dejen de ser; y sepan que Dios domina en Jacob hasta los fines de la tierra. Selah. Vuelvan, pues, a la tarde, y ladren como perros, y rodeen la ciudad. Anden ellos errantes para hallar qué comer; y si no se saciaren, murmuren.

§C     Conclusión

¶C Pero yo cantaré de tu poder;

¶C y alabaré de mañana tu misericordia: porque has sido mi amparo y refugio en el día de mi angustia.

¶U Fortaleza mía, a ti cantaré: porque eres, oh Dios de mi refugio, el Dios de mi misericordia.

U     Capítulo 1.5: Líbrame desde mis opresores (Salmo 56)

§U     Introducción

¶U Ten misericordia de mí, oh Dios: porque me devoraría el hombre: Me oprime combatiéndome cada día. Me devorarían cada día mis enemigos: porque muchos son los que pelean contra mí, oh Altísimo.

¶C En el día que temo, yo en ti confío.

¶C En Dios alabaré su Palabra: En Dios he confiado, no temeré lo que me pueda hacer el hombre.

§C     Cuerpo

¶O Todos los días pervierten mis palabras; contra mí son todos sus pensamientos para mal. Se reúnen, se esconden, miran atentamente mis pasos, acechan mi vida.

¶O ¿Escaparán ellos con su iniquidad? Oh Dios, derriba en tu furor los pueblos.

¶C Mis huidas tú has contado; pon mis lágrimas en tu redoma: ¿No están ellas en tu Libro?

¶C Serán luego vueltos atrás mis enemigos el día que yo clamare; en esto conozco que Dios es por mí.

¶U En Dios alabaré su Palabra; en Jehová alabaré su Palabra. En Dios he confiado; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.

§C     Conclusión

¶C Sobre mí, oh Dios, están tus votos;

¶C te tributaré alabanzas: porque has librado mi alma de la muerte.

¶U ¿Vas no a entregar mis pies de caída, para que yo delante de Dios en la luz de los que viven?

C     Parte 2: La Boca de los malvados

O     Capítulo 2.1: La lengua de los malvados dispara palabras amargas (Salmo 64)

§U     Introducción

¶U Escucha, oh Dios, mi voz en mi oración.

¶C Guarda mi vida del miedo del enemigo.

¶C Escóndeme del consejo secreto de los malignos; de la conspiración de los obradores de iniquidad; que afilan su lengua como espada, y estiran su arco para lanzar saetas, aun palabras amargas; Para asaetear a escondidas al íntegro; de repente tiran contra él, y no temen.

§C     Cuerpo

¶U Obstinados en su inicuo designio, tratan de esconder los lazos, y dicen: ¿Quién los ha de ver? Inquieren iniquidades, hacen una investigación exacta; y el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, así como el corazón, es profundo.

¶C Mas Dios los herirá con saeta; de repente serán heridos.

¶C Y harán caer sobre sí sus mismas lenguas.

§C     Conclusión

¶C Se espantarán todos los que los vieren;

¶C y temerán todos los hombres, y anunciarán la obra de Dios, y entenderán su hecho.

¶U Se alegrará el justo en Jehová, y confiará en él; y se gloriarán todos los rectos de corazón.

O     Capítulo 2.2: La falsa lengua será traspasado por flechas afiladas (Salmo 120)

§U     Introducción

¶U Clamé a Jehová en mi angustia, y él me respondió:

¶C “Libra mi alma, oh Jehová, de labio mentiroso,

¶C y de la lengua engañosa.”

§C     Cuerpo

¶C ¿Qué se te dará,

¶C o qué te aprovechará, oh lengua engañosa?

¶U Afiladas saetas de valiente, con brasas de enebro.

§C     Conclusión

¶C ¡Ay de mí, que peregrino en Mesec, y habito entre las tiendas de Cedar!

¶C Mucho tiempo ha morado mi alma con los que aborrecen la paz.

¶U Yo soy pacífico; mas cuando hablo, ellos están por la guerra.

C     Capítulo 2.3: La lengua de los malvados es como una navaja afilada (Salmo 52)

§U     Introducción

¶U ¿Por qué te glorías de maldad, oh poderoso? La misericordia de Dios es continua.

¶C Agravios maquina tu lengua; como navaja afilada hace engaño.

¶C Amaste el mal más que el bien; la mentira más que hablar justicia. Selah.

§C     Cuerpo

¶U Has amado toda palabra perniciosa, oh lengua engañosa.

¶C Por tanto Dios te derribará para siempre.

¶C Él asolará y te arrancará de tu morada, y te desarraigará de la tierra de los vivientes. Selah.

¶O Y verán los justos, y temerán;

¶O y se reirán de él, diciendo, “He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza, sino que confió en la multitud de sus riquezas; y se mantuvo en su maldad.”

§C     Conclusión

¶C Mas yo estoy como olivo verde en la casa de Dios: En la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre.

¶C Te alabaré para siempre por lo que has hecho.

¶U Y esperaré en tu Nombre: porque es bueno, delante de tus santos.

C     Capítulo 2.4: La lengua de los violentos es como una serpiente (Salmo 140)

§U     Introducción

¶U Líbrame, oh Jehová, del hombre malo; guárdame de hombres violentos; los cuales maquinan males en su corazón, cada día urden contiendas. Aguzaron su lengua como la serpiente; veneno de áspid hay debajo de sus labios. Selah.

¶C Guárdame, oh Jehová, de manos del impío, presérvame de los hombres violentos; que han pensado trastornar mis pasos.

¶C Me han escondido lazo y cuerdas los soberbios; han tendido red junto a la senda; me han puesto lazos. Selah.

§C     Cuerpo

¶U He dicho a Jehová, “Dios mío eres tú.”

¶C Escucha, oh Jehová, la voz de mis ruegos.

¶C Jehová Señor, la fortaleza de mi salvación, tú pusiste a cubierto mi cabeza en el día de la batalla.

¶O No des, oh Jehová, al impío sus deseos; no saques adelante su pensamiento, no sea que se ensoberbezca. Selah.

¶O En cuanto a los que por todas partes me rodean, la maldad de sus propios labios cubrirá su cabeza. Caigan sobre ellos carbones encendidos; sean arrojados en el fuego, en abismos profundos de donde no puedan salir. El hombre deslenguado no será firme en la tierra; el mal cazará al hombre injusto para derribarle.

§C     Conclusión

¶C Yo sé que Jehová amparará la causa del afligido, y el derecho de los menesterosos.

¶C Ciertamente los justos alabarán tu Nombre.

¶C Los rectos morarán en tu presencia.

U     Capítulo 2.5: La boca de los malvados es como un león rugiente (Salmo 57)

§U     Introducción

¶U Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia de mí: porque en ti ha confiado mi alma, y en la sombra de tus alas me ampararé, hasta que pasen los quebrantos.

¶C Clamaré al Dios Altísimo, al Dios que me favorece.

¶C Él enviará desde los Cielo, y me salvará de la infamia del que quiere devorarme. Selah. Dios enviará su misericordia y su verdad.

§C     Cuerpo

¶O Mi vida está entre leones; estoy echado entre hijos de hombres encendidos; sus dientes son lanzas y saetas, y su lengua espada aguda.

¶O Sobre los cielos sé exaltado, oh Dios; sobre toda la tierra tu gloria.

¶C Red han armado a mis pasos.

¶C Mi alma se ha abatido.

¶U Hoyo han cavado delante de mí; en medio de él han caído. Selah.

§C     Conclusión

¶C Mi corazón está firme, oh Dios, mi corazón está firme; cantaré y trovaré salmos. Despierta, oh gloria mía; despierta, salterio y arpa; me levantaré de mañana.

¶C Te alabaré entre los pueblos, oh Señor; cantaré de ti entre las naciones: porque grande es hasta los cielos tu misericordia, y hasta las nubes tu verdad.

¶U Sé exaltado sobre los cielos, oh Dios; sobre toda la tierra sea tu gloria.