C     Libro 1.3: El Carácter de los Justos y los malvados

C     Parte 1: El Carácter de los Justos

U     Capítulo 1.1: El Ideal del hombre justo (Salmo 112)

Parte 1: El temor de Jehová imparte bondad interior a la Creyente

§C: Su simiente será poderosa en la Tierra, porque él teme a Jehová

¶U ¡Alabad Jehová!

¶C Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, que deleita en gran manera en sus Mandamientos.

¶C Su simiente será poderosa en la tierra.

§C: Su hogar será bendito, porque él teme a Jehová

¶U La generación de los rectos será bendita.

¶C Bienes y riquezas hay en su casa.

¶C Y su justicia permanece para siempre.

§U: El temor de Jehová le hace un buen hombre

¶O En las tinieblas resplandece luz a los rectos.

¶O Él es clemente, misericordioso y justo.

¶C El hombre de bien tiene misericordia y presta.

¶C Conduce sus asuntos con juicio.

¶U Por lo cual no resbalará para siempre.

Parte 2: El hombre justo refleja la bondad de Dios desde su corazón a los demás

§U: Su corazón está firme y establecido en la cara de sus enemigos

¶O En memoria eterna será el justo.

¶O No tendrá temor de malas noticias.

¶C Su corazón está firme, confiado en Jehová.

¶C Afianzado está su corazón.

¶U No temerá, hasta que vea en sus enemigos su deseo.

§C: Él será honrado por sus obras justas

¶U Esparció, dio a los pobres.

¶C Su justicia permanece para siempre.

¶C Su cuerno será ensalzado en gloria.

§C: Los impíos verán sus obras justas y acuitarse

¶U Lo verá el impío, y se irritará.

¶C Crujirá los dientes, y se consumirá.

¶C El deseo de los impíos perecerá.

C     Capítulo 1.2: El hombre justo vs. el malhechor (Salmo 37)

Parte 1: Los malhechores se pierda, pero vosotros seréis bienaventurados si confía en Jehová

§C: Confía en Jehová, y no se preocupe sobre los malhechores

¶U No te impacientes a causa de los malignos, ni tengas envidia de los que hacen iniquidad: porque como el pasto serán pronto cortados, y como la hierba verde se secarán.

¶C Espera en Jehová, y haz el bien; y vivirás en la tierra, y en verdad serás alimentado. Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón.

¶C Encomienda a Jehová tu Camino, y confía en él; y él hará. Y exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía.

§C: Los malhechores serán cortar, pero los que esperan en Jehová heredarán la tierra

¶U Guarda silencio ante Jehová, y espera en él: No te alteres con motivo del que prospera en su camino, por causa del hombre que hace maldades.

¶C Deja la ira, y depón el enojo; no te excites en manera alguna a hacer lo malo: porque los malignos serán talados, mas los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.

¶C Pues de aquí a poco no existirá el malo; y contemplarás sobre su lugar, y ya no estará. Pero los mansos heredarán la tierra, y se recrearán con abundancia de paz.

§U: Los malvados quieren matar a los justos, pero ellos perecerán

¶O Maquina el impío contra el justo, y cruje sobre él sus dientes. El Señor se reirá de él: porque ve que viene su día.

¶O Los impíos han desenvainado la espada y entesado su arco, para derribar al pobre y al menesteroso, para matar a los de recto proceder. La espada de ellos entrará en su mismo corazón, y su arco será quebrado.

¶C Mejor es lo poco del justo, que las riquezas de muchos pecadores: porque los brazos de los impíos serán quebrados; Pero Jehová sostiene a los justos.

¶C Conoce Jehová los días de los perfectos; y la heredad de ellos será para siempre. No serán avergonzados en el mal tiempo; y en los días de hambre serán saciados.

¶U Mas los impíos perecerán, y los enemigos de Jehová como la grasa de los carneros serán consumidos; se disiparán como humo.

Parte 2: Jehová te bendecirá si confías en Él

§U: Haz el bien, porque Jehová no desamparará a sus santos

¶O El impío toma prestado, y no paga; mas el justo tiene misericordia, y da: porque los bendecidos de él heredarán la tierra; y los maldecidos por él serán talados.

¶O Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y él aprueba su camino. Cuando cayere, no quedará postrado: porque Jehová sostiene su mano.

¶C Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni a su simiente mendigando pan. En todo tiempo tiene misericordia, y presta; y su simiente es para bendición.

¶C Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre: porque Jehová ama la rectitud, y no desampara a sus santos; para siempre serán guardados; mas la simiente de los impíos será cortada.

¶U Los justos heredarán la tierra, y vivirán para siempre sobre ella.

§C: Jehová protegerá a los justos desde los malvados

¶U La boca del justo hablará sabiduría; y su lengua pronunciará juicio. La Ley de su Dios está en su corazón; No vacilarán sus pasos.

¶C Acecha el impío al justo, y procura matarlo. Jehová no lo dejará en sus manos, ni lo condenará cuando sea juzgado.

¶C Espera en Jehová, y guarda su camino, y él te exaltará para heredar la tierra: Cuando sean talados los pecadores, lo verás.

§C: Jehová entregará a los justos desde los malvados

¶U Vi yo al impío sumamente enaltecido, y que se extendía como un laurel verde. Pero pasó, y he aquí, ya no estaba; lo busqué, y no fue hallado.

¶C Considera al íntegro, y mira al justo: porque la postrimería de ellos es paz. Mas los transgresores serán todos a una destruidos; la postrimería de los impíos será talada.

C Pero la salvación de los justos viene de Jehová; él es su fortaleza en el tiempo de la angustia. Jehová los ayudará, y los librará; los librará de los impíos, y los salvará, por cuanto en él confiaron.

C     Capítulo 1.3: El hombre justo vs. problemas y aflicciones (Salmo 34)

Parte 1: Jehová libró el hombre justo desde sus problemas

§C: El hombre justo alaba a Jehová en todo momento

¶U Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará siempre en mi boca.

¶C En Jehová se gloriará mi alma; lo oirán los mansos, y se alegrarán.

¶C Engrandeced a Jehová conmigo, y exaltemos a una su Nombre.

§C: El hombre justo buscó a Jehová y fue libró

¶U Busqué a Jehová, y él me oyó, y me salvó de todos mis temores.

¶C Los que a él miraron fueron alumbrados;

¶C y sus rostros no fueron avergonzados.

§U: Bienaventurado el varón que confía en Jehová y le teme

¶O Este pobre clamó, y le oyó Jehová, y los salvó de todas sus angustias.

¶O El ángel de Jehová acampa en derredor de los que le temen, y los defiende.

¶C Gustad, y ved que es bueno Jehová: Dichoso el hombre que en él confía.

¶C Temed a Jehová, vosotros sus santos: porque nada falta a los que le temen.

¶U Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan a Jehová, no tendrán falta de ningún bien.

Parte 2: Jehová oye la oración de los justos, pero está en contra del malhechor

§U: El temor de Jehová da larga vida y las cosas buenas

¶O Venid, hijos, oídme; el temor de Jehová os enseñaré.

¶O ¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien?

¶C Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño.

¶C Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.

¶U Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos.

§C: El rostro de Jehová está contra el malhechor, pero cerca de los justos

¶U La ira de Jehová contra los que hacen mal, para cortar de la tierra la memoria de ellos.

¶C Claman los justos, y Jehová los oye, y salva de todas sus angustias.

¶C Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salvará a los contritos de espíritu.

§C: El justo sufren aflicción, pero Jehová redime su alma

¶U Muchas son las aflicciones del justo; pero de todas ellas lo librará Jehová. Él guarda todos sus huesos; ni uno de ellos será quebrantado.

¶C Matará al malo la maldad; y los que aborrecen al justo serán asolados.

¶C Jehová redime el alma de sus siervos; y no serán desolados cuantos en él confían.

O     Capítulo 1.4: El hombre justo traerá adelante la fruta en la vejez (Salmo 92)

§U     Introducción

¶U Bueno es alabar a Jehová, y cantar salmos a tu Nombre, oh Altísimo; Anunciar por la mañana tu misericordia, y tu fidelidad en las noches, en el decacordio y en el salterio, en tono suave con el arpa. Por cuanto me has alegrado, oh Jehová, con tus obras; en las obras de tus manos me gozo.

¶C ¡Cuán grandes son tus obras, oh Jehová! Muy profundos son tus pensamientos.

¶C El hombre estúpido no sabe, y el insensato no entiende esto.

§C     Cuerpo

¶U Que brotan los impíos como la hierba, y florecen todos los obradores de iniquidad, para ser destruidos para siempre. Mas tú, Jehová, para siempre eres Altísimo: porque he aquí tus enemigos, oh Jehová: porque he aquí, perecerán tus enemigos; serán disipados todos los obradores de iniquidad.

C Pero tú exaltarás mi cuerno como el del unicornio; seré ungido con aceite fresco.

¶C Y mis ojos mirarán mi deseo sobre mis enemigos; oirán mis oídos de los que se levantaron contra mí, de los malignos.

§C     Conclusión

¶C El justo florecerá como la palmera; crecerá como cedro en el Líbano.

¶C Los que están plantados en la Casa de Jehová, en los atrios de nuestro Dios florecerán.

¶U Aun en la vejez fructificarán; estarán vigorosos y verdes, para anunciar que Jehová es recto: él es mi Roca, y en él no hay injusticia.

O     Capítulo 1.5: La esposa del justo será fructífera con los niños (Salmo 128)

§U     Introducción

¶U Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos.

¶C Cuando comieres el trabajo de tus manos,

¶C bienaventurado serás, y te irá bien.

§C     Cuerpo

¶C Tu esposa será como parra que lleva fruto a los lados de tu casa;

¶C tus hijos como plantas de olivos alrededor de tu mesa.

¶U He aquí que así será bendito el hombre que teme a Jehová.

§C     Conclusión

¶C Jehová te bendiga desde Sión,

¶C y veas el bien de Jerusalén todos los días de tu vida.

¶U Y veas los hijos de tus hijos, y la paz sobre Israel.

C     Parte 2: El Carácter de los malvados

U     Capítulo 2.1: Los malvados son mentirosos desde el nacimiento (Salmo 58)

§U     Introducción

¶U Oh congregación, ¿pronunciáis en verdad justicia? ¿Juzgáis rectamente, hijos de los hombres?

¶C Antes con el corazón obráis iniquidades;

¶C hacéis pesar la violencia de vuestras manos en la tierra.

§C     Cuerpo

¶O Se apartaron los impíos desde la matriz; se descarriaron desde el momento en que nacieron, hablando mentira. Veneno tienen semejante al veneno de serpiente; son como áspid sordo que cierra su oído; que no oye la voz de los encantadores, por más hábil que el encantador sea.

¶O Oh Dios, quiebra sus dientes en sus bocas; quiebra, oh Jehová, las muelas de los leoncillos.

¶C Escúrranse como aguas que se van de suyo.

¶C Cuando él dobla su arco para disparar sus flechas, déjalos ser como cortar en pedazos.

¶U Pasen ellos como el caracol que se deslíe; como el abortivo de mujer, no vean el sol.

§C     Conclusión

¶C Antes que vuestras ollas sientan las espinas, así vivos, así airados, los arrebatará él con tempestad.

¶C Se alegrará el justo cuando viere la venganza; sus pies lavará en la sangre del impío.

¶U Entonces dirá el hombre, “Ciertamente hay recompensa para el justo; ciertamente hay Dios que juzga en la tierra.”

C     Capítulo 2.2: Los malvados han puesto sus ojos en la tierra (Salmo 17)

§U     Introducción

¶U Oye, oh Jehová, justicia; está atento a mi clamor; escucha mi oración hecha de labios sin engaño.

¶C De delante de tu rostro salga mi juicio; vean tus ojos la rectitud. Tú has probado mi corazón, me has visitado de noche; me has puesto a prueba, y nada hallaste; me he propuesto que mi boca no ha de propasarse. En cuanto a las obras de los hombres, por la Palabra de tus labios yo me he guardado de las sendas de los violentos.

¶C Sustenta mis pasos en tus caminos, para que mis pies no resbalen. Yo te he invocado: porque tú me oirás.

§C     Cuerpo

¶U Oh Dios: Inclina a mí tu oído, escucha mi palabra.

¶C Muestra tus maravillosas misericordias, tú que con tu diestra salvas a los que en ti confían de los que se levantan contra ellos.

¶C Guárdame como a la niña de tu ojo, escóndeme bajo la sombra de tus alas, de la vista de los malos que me oprimen, de mis enemigos mortales que me rodean.

¶O Encerrados están con su grosura; con su boca hablan soberbiamente.

¶O Ahora han cercado nuestros pasos; tienen puestos sus ojos para echarnos por tierra. Como el león que desea hacer presa, y como el leoncillo acechando en su escondite.

§C     Conclusión

¶C Levántate, oh Jehová; sal a su encuentro, póstrale; libra mi alma del malo con tu espada;

¶C de los hombres con tu mano, oh Jehová, de los hombres del mundo, que tienen su porción en esta vida, y cuyo vientre llenas de tu tesoro; sacian a sus hijos, y dejan el resto a sus pequeños.

¶U En cuanto a mí, yo en justicia veré tu rostro; quedaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.

C     Capítulo 2.3: Los malvados han fijado sus ojos contra los pobres (Salmo 10)

§U     Introducción

¶U ¿Por qué estás lejos, oh Jehová, y te escondes en el tiempo de la tribulación?

¶C Con arrogancia el malo persigue al pobre; sean atrapados en los artificios que han ideado:

¶C porque el malo se jacta del deseo de su corazón, y bendice al codicioso al cual aborrece Jehová.

§C     Cuerpo

¶U El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios; no hay Dios en ninguno de sus pensamientos. Sus caminos son torcidos en todo tiempo; tus Juicios los tiene muy lejos de su vista.

¶C Y desprecia a todos sus enemigos. Dice en su corazón, “No seré movido: Nunca me alcanzará el infortunio.” Su boca está llena de maldición, de engaño y de fraude; debajo de su lengua hay vejación y maldad.

¶C Se sienta al acecho en las aldeas; en los escondrijos mata al inocente; sus ojos están acechando al pobre. Acecha en oculto, como el león desde su cueva; acecha para arrebatar al pobre; arrebata al pobre trayéndolo a su red. Se encoge, se agacha, y caen en sus garras muchos desdichados. Dice en su corazón: Dios ha olvidado, ha encubierto su rostro; nunca lo verá.

¶O Levántate, oh Jehová Dios, alza tu mano, no te olvides de los pobres.

¶O ¿Por qué irrita el malo a Dios? En su corazón ha dicho: Tú no lo inquirirás. Tú lo has visto: porque tú miras la maldad y la vejación, para cobrar venganza con tu mano.

§C     Conclusión

¶C En ti se refugia el pobre, tú eres el amparo del huérfano. Quiebra tú el brazo del impío y del maligno; persigue su maldad, hasta que ninguna halles.

¶C Jehová es Rey eternamente y para siempre; de su tierra han perecido las naciones.

¶U El deseo de los humildes oíste, oh Jehová: Tú dispones su corazón, y haces atento tu oído; para juzgar al huérfano y al oprimido, a fin de que no vuelva más a hacer violencia el hombre de la tierra.

O     Capítulo 2.4: Los malvados no temen a Jehová (Salmo 36)

§U     Introducción

¶U La iniquidad del impío me dice al corazón: no hay temor de Dios delante de sus ojos. Se lisonjea, por tanto, en sus propios ojos, hasta que su iniquidad sea hallada aborrecible.

¶C Las palabras de su boca son iniquidad y fraude; dejó de ser sensato, y de hacer el bien.

¶C Iniquidad piensa sobre su cama; está en camino no bueno, el mal no aborrece.

§C     Cuerpo

¶U Jehová, hasta los cielos es tu misericordia; tu fidelidad alcanza hasta las nubes. Tu justicia es como los montes de Dios, tus Juicios abismo grande. Oh Jehová, al hombre y al animal conservas.

¶C ¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas.

¶C Serán plenamente saciados de la grosura de tu casa; y tú los abrevarás del torrente de tus delicias: porque contigo está el manantial de la vida: En tu luz veremos la luz.

§C     Conclusión

¶C Extiende tu misericordia a los que te conocen, y tu justicia a los rectos de corazón.

¶C No venga contra mí pie de soberbia; y mano de impíos no me mueva.

¶U Allí cayeron los obradores de iniquidad; fueron derribados, y no podrán levantarse.

O     Capítulo 2.5: Jehová juzgará a los malvados con fuego y azufre (Salmo 11)

§U     Introducción

¶U En Jehová he confiado.

¶C ¿Cómo decís a mi alma: “Escapa al monte cual ave?” Porque he aquí, los malos tensan el arco, preparan sus saetas sobre la cuerda, para asaetear en oculto a los rectos de corazón.

¶C Si fueren destruidos los fundamentos, ¿Qué podrá hacer el justo?

§C     Cuerpo

¶C Jehová está en su Santo Templo.

¶C El trono de Jehová está en el Cielo.

¶U Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.

§C     Conclusión

¶C Jehová prueba al justo; pero al malo y al que ama la violencia, su alma aborrece.

¶C Sobre los malos lloverá lazos; fuego, azufre y terrible tempestad; ésta será la porción del cáliz de ellos.

¶U Porque el justo Jehová ama la justicia; el hombre recto mirará su rostro.