O     Libro 1.1: El Santo Obediente y Maduro

C     Parte 1: El Santo Obediente

U     Capítulo 1.2: El obediente santo deleita en la ley de Jehová (Salmo 1)

§U     Introducción

¶U Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,

¶C ni estuvo en camino de pecadores,

¶C ni en silla de escarnecedores se ha sentado.

§C     Cuerpo

O Pero en la Ley de Jehová es su delicia,

¶O y en su Ley medita de día y de noche.

¶C Y será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo.

¶C Y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.

¶U Los malos son no así, pero son como el tamo que sopla el viento lejos.

§C     Conclusión

C Por tanto, no se levantarán los malos en el Juicio,

¶C ni los pecadores en la congregación de los justos.

¶U Porque Jehová conoce el camino de los justos; mas el camino de los malos perecerá.

C     Capítulo 1.2: El obediente santo aborrece mal (Salmo 101)

§U     Introducción

¶U Cantaré de misericordia y juicio; a ti cantaré yo, oh Jehová.

¶C Voy a comportarme mí mismo con prudencia de una manera perfecta.

¶C Oh ¿cuándo vendrás a mí?

§C     Cuerpo

¶U En integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa.

¶C No pondré cosa impíos delante mis ojos.

¶C Detesto el trabajo de los que se desvían hacia el mal; ello no se te adherirse a mí.

¶O Corazón perverso se apartará de mí; no conoceré a malvado.

¶O Quienquiera secretamente calumnia a su prójimo, yo le cortaré; el quien tiene una mirada arrogante y corazón orgulloso, no toleraré.

§C     Conclusión

¶C Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, que ellos pueden habitar conmigo: él que anda de una manera perfecta, él me servirá.

C Pero él que trabaja el engaño no habitará dentro de mi casa; él quien habla mentiras no permanecerá en mi vista.

¶U Voy a destruir temprano todos los impíos de la tierra, que yo podría cortar apagado todos los que hacen iniquidad desde la ciudad de Jehová.

C     Capítulo 1.3: El obediente santo camina en su integridad (Salmo 26)

§U     Introducción

¶U Júzgame, oh Jehová: porque yo en mi integridad he andado; he confiado asimismo en Jehová, no vacilaré.

¶C Examíname, oh Jehová, y pruébame; purifica mi conciencia y mi corazón:

¶C porque tu misericordia está delante de mis ojos, y camino en tu verdad.

§C     Cuerpo

¶U No me he sentado con hombres falsos; ni entraré con los hipócritas.

¶C He aborrecido la reunión de los malignos, y no me sentaré con los impíos.

¶C Lavaré en inocencia mis manos, y andaré alrededor de tu altar, oh Jehová: para proclamar con voz de acción de gracias, y contar todas tus maravillas.

¶O Jehová, la habitación de tu casa he amado, y el lugar donde tu gloria habita.

¶O No juntes con los pecadores mi alma, ni mi vida con hombres sanguinarios, en cuyas manos está el mal, y su diestra está llena de sobornos.

§C     Conclusión

¶C Mas yo andaré en mi integridad; redímeme, y ten misericordia de mí.

¶C Mi pie ha estado en rectitud.

¶U En las congregaciones bendeciré a Jehová.

O     Capítulo 1.4: Sólo los obedientes pueden acercarse a Jehová (Salmo 24)

¶U La tierra pertenece a Jehová, y todo en él; el mundo y los que en él habitan: porque él la fundó sobre los mares, y la afirmó sobre los ríos.

¶C ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos, y puro de corazón; el que no ha elevado su alma a la vanidad, ni jurado con engaño. Él recibirá bendición de Jehová, y justicia del Dios de su salvación.

¶C Tal es la generación de los que le buscan, de los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob. Selah.

¶O Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, y alzaos vosotras, puertas eternas, y entrará el Rey de gloria. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla.

¶O Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, y alzaos vosotras, puertas eternas, y entrará el Rey de gloria. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos, él es el Rey de gloria. Selah.

O     Capítulo 1.5: Sólo los obedientes puedan morar en la presencia de Jehová (Salmo 15)

¶O Jehová, ¿quién habitará en tu Tabernáculo?

¶O ¿Quién morará en tu santo monte?

¶C El que anda en integridad y obra justicia, y habla verdad en su corazón. El que no calumnia con su lengua, ni hace mal a su prójimo, ni admite reproche contra su prójimo. Aquel a cuyos ojos es menospreciado el vil; mas honra a los que temen a Jehová;

¶C el que aun jurando en daño suyo, no cambia; quien su dinero no dio a usura, ni contra el inocente tomó cohecho.

¶U El que hace estas cosas, jamás será removido.

C     Parte 2: El Santo Maduro

U     Capítulo 2.1: El santo maduro centra su vida en Jehová (Salmo 25)

Parte 1: El santo maduro sabe que Jehová es la respuesta a todos de sus problemas

C: Confío en ti, oh Jehová

¶C A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.

¶C Dios mío, en ti confío; no sea yo avergonzado, no se alegren de mí mis enemigos.

¶U Ciertamente ninguno de cuantos en ti esperan será confundido: Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.

C: Enséñame tus caminos, oh Jehová

¶C Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas.

¶C Encamíname en tu verdad, y enséñame: porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti he esperado todo el día.

¶U Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, que son eternas.

U: Jehová guiará los mansos en el juicio y enseñará a los pecadores en su camino

¶U De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; conforme a tu misericordia acuérdate de mí, por tu bondad, oh Jehová.

¶C Bueno y recto es Jehová; por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.

¶C Encaminará a los humildes por el juicio, y enseñará a los mansos su carrera.

¶O Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, para los que guardan su Pacto y sus Testimonios.

¶O Por amor de tu Nombre, oh Jehová, perdonarás también mi pecado, que es grande.

Parte 2: El santo madura busca el perdón de Dios desde pecado y la protección desde sus enemigos

U: El alma que teme a Jehová reposará en paz y aprender Su Pacto

¶U ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le enseñará el camino que ha de escoger.

¶C Su alma reposará en bienestar, y su simiente heredará la tierra.

¶C El secreto de Jehová es para los que le temen; y a ellos hará conocer su Pacto.

¶O Mis ojos están siempre hacia Jehová: porque él sacará mis pies de la red.

¶O Mírame, y ten misericordia de mí: porque estoy solo y afligido.

C: Tráeme fuera de mis congojas y perdona todos mis pecados

¶C Las angustias de mi corazón se han aumentado; sácame de mis congojas.

¶C Mira mi aflicción y mi trabajo; y perdona todos mis pecados.

¶U Mira mis enemigos, que se han multiplicado, y con odio violento me aborrecen.

C: Déjame no sea avergonzado: porque yo pongo mi confianza en y espero en ti

¶C Guarda mi alma, y líbrame; no sea yo avergonzado: porque en ti confié.

¶C Integridad y rectitud me guarden: porque en ti he esperado.

¶U Redime, oh Dios, a Israel de todas sus angustias.

C     Capítulo 2.2: El santo madura alaba al Señor a pesar de los impíos (Salmo 28)

¶U A ti clamaré, oh Jehová, Roca mía.

¶C No te desentiendas de mí; para que no sea yo, dejándome tú, semejante a los que descienden a la fosa.

¶C Oye la voz de mis ruegos cuando a ti clamo, cuando alzo mis manos hacia tu santo Templo.

§C     Cuerpo

¶U No me arrebates a una con los malos, y con los obradores de iniquidad; los cuales hablan paz con su prójimo, pero la maldad está en su corazón.

¶C Dales conforme a su obra, y conforme a la maldad de sus hechos.

¶C Dales conforme a la obra de sus manos, dales su paga.

¶O Porque no atienden a los hechos de Jehová, ni a la obra de sus manos, él los derribará, y no los edificará.

¶O Bendito sea Jehová, que oyó la voz de mis súplicas.

§C     Conclusión

¶C Jehová es mi fortaleza y mi escudo; en él confió mi corazón, y fui ayudado; por lo que se gozó mi corazón, y con mi canción le alabaré.

¶C Jehová es la fortaleza de su pueblo, y la fuerza salvadora de su ungido.

¶U Salva a tu pueblo, y bendice a tu heredad; pastoréalos y enaltécelos para siempre.

C     Capítulo 2.3: El santo madura alaba al Señor a pesar de sus enemigos (Salmo 71)

§U     Introducción

¶U En ti, oh Jehová, he esperado; no sea yo avergonzado jamás. Hazme escapar, y líbrame en tu justicia: Inclina a mí tu oído y sálvame. Sé tú mi roca de refugio, adonde recurra yo continuamente. Has dado mandamiento para salvarme: porque tú eres mi Roca, y mi fortaleza.

¶C Dios mío, líbrame de la mano del impío, de la mano del perverso y violento: porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza; seguridad mía desde mi juventud. Por ti he sido sustentado desde el vientre; de las entrañas de mi madre tú fuiste el que me sacó; de ti será siempre mi alabanza.

¶C Como prodigio he sido a muchos; y tú mi refugio fuerte. Sea llena mi boca de tu alabanza, de tu gloria todo el día.

§C     Cuerpo

¶U No me deseches en el tiempo de la vejez; cuando mi fuerza se acabare, no me desampares: porque mis enemigos hablan contra mí; y los que acechan mi alma, consultaron juntamente. Diciendo, “Dios lo ha dejado: Perseguidle y tomadle: porque no hay quien le libre.”

¶C Oh Dios, no estés lejos de mí: Dios mío, apresúrate a socorrerme. Sean avergonzados, perezcan los adversarios de mi alma; sean cubiertos de vergüenza y de confusión los que mi mal buscan.

¶C Mas yo esperaré siempre, y aún te alabaré más y más. Mi boca publicará tu justicia y tu salvación todo el día, aunque no sé su número. Iré en la fortaleza del Señor Jehová: Haré memoria de tu justicia, que es sólo tuya.

¶O Oh Dios, me has enseñado desde mi juventud; y hasta ahora he manifestado tus maravillas.

¶O Y aun hasta la vejez y las canas; oh Dios, no me desampares, hasta que muestre tu fortaleza a esta generación, y tu poder a todos los que han de venir.

§C     Conclusión

¶C Y tu justicia, oh Dios, hasta lo excelso; tú has hecho grandes cosas: Oh Dios, ¿quién como tú?

¶C Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, volverás a darme vida, y de nuevo me levantarás de los abismos de la tierra. Aumentarás mi grandeza, y volverás a consolarme.

¶U Asimismo yo te alabaré con instrumento de salterio, oh Dios mío: tu verdad cantaré a ti con el arpa, oh Santo de Israel. Mis labios se alegrarán cuando a ti cante, y mi alma, la cual redimiste. Mi lengua hablará también de tu justicia todo el día; por cuanto fueron avergonzados: porque fueron confundidos los que mi mal procuraban.

O     Capítulo 2.4: El santo maduro desea andar de la verdad de Jehová (Salmo 86)

§U     Introducción

¶U Inclina, oh Jehová, tu oído, y óyeme: porque estoy afligido y menesteroso. Guarda mi alma: porque soy piadoso: Salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía.

¶C Ten misericordia de mí, oh Jehová: porque a ti clamo todo el día. Alegra el alma de tu siervo: porque a ti, oh Señor, levanto mi alma: porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

¶C Escucha, oh Jehová, mi oración, y está atento a la voz de mis ruegos. En el día de mi angustia te llamaré: porque tú me respondes.

§C     Cuerpo

¶U Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses, ni hay obras que igualen tus obras.

¶C Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, oh Señor; y glorificarán tu Nombre: porque tú eres grande, y hacedor de maravillas.

¶C Sólo tú eres Dios.

¶O Enséñame, oh Jehová, tu Camino; caminaré yo en tu verdad; consolida mi corazón para que tema tu Nombre.

¶O Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón; y glorificaré tu Nombre para siempre: porque tu misericordia es grande para conmigo; y has librado mi alma del más profundo infierno.

§C     Conclusión

¶C Oh Dios, soberbios se levantaron contra mí, y conspiración de hombres violentos ha buscado mi alma, y no te pusieron delante de sí.

¶C Mas tú, Señor, eres Dios misericordioso y clemente, lento para la ira, y grande en misericordia y verdad.

¶U Mírame, y ten misericordia de mí; da tu fortaleza a tu siervo, y guarda al hijo de tu sierva. Haz conmigo señal para bien, y véanla los que me aborrecen, y sean avergonzados: porque tú, Jehová, me ayudaste, y me consolaste.

O     Capítulo 2.5: El santo maduro quiere ser conducido por el Espíritu Santo (Salmo 143)

§U     Introducción

¶U Oh Jehová, oye mi oración, escucha mis ruegos: Respóndeme por tu verdad, por tu justicia.

¶C Y no entres en juicio con tu siervo: porque no se justificará delante de ti ningún viviente:

¶C porque el enemigo ha perseguido mi alma; ha postrado en tierra mi vida; me ha hecho habitar en tinieblas como los ya muertos.

§C     Cuerpo

¶O Y mi espíritu se angustió dentro de mí; mi corazón está desolado. Me acordé de los días antiguos; meditaba en todas tus obras, reflexionaba en las obras de tus manos. Extendí mis manos a ti; mi alma tiene sed de ti como la tierra sedienta. Selah.

¶O Respóndeme pronto, oh Jehová: porque mi espíritu desfallece. No escondas de mí tu rostro, no venga yo a ser semejante a los que descienden a la fosa.

¶C Hazme oír por la mañana tu misericordia: porque en ti he confiado.

¶C Hazme saber el camino por el que debo andar: porque a ti elevo mi alma.

¶U Líbrame de mis enemigos, oh Jehová; en ti me refugio.

§C     Conclusión

¶C Enséñame a hacer tu voluntad: porque tú eres mi Dios; Bueno es tu Espíritu; guíame a tierra de rectitud.

¶C Por tu Nombre, oh Jehová, me vivificarás; por tu justicia, sacarás mi alma de angustia.

¶U Y por tu misericordia disipa a mis enemigos, y destruye a todos los adversarios de mi alma: porque yo soy tu siervo.